200 DUKE: UN DEBUT CON PLENA FUERZA